Día 18:

“Pero tú, oh Belén (…), eres sólo una pequeña aldea entre todo el pueblo de Judá. No obstante, en mi nombre, saldrá de ti un gobernante (…), cuyos orígenes vienen desde la eternidad.” (Miqueas 5:2)

Al colgar el adorno de la ciudad de Belén en tu árbol de Jesé, da gracias a Dios por sus promesas cumplidas y por los profetas que nos han mostrado el camino.

Contempla: Una de las tradiciones navideñas que más me gustan en España es la de ir a ver “Belenes”. Los hay de todo tipo: en Madrid, por ejemplo, hay una ruta de Belenes que se pueden visitar durante la época de Adviento y Navidad. Mis amigos de Anchuelo participan cada año en su famoso Belén Viviente. Y en Galicia, la gente hace fila para visitar el Belén electrónico de
Begonte. Estos son sólo algunos ejemplos, y por supuesto muchas familias tienen como tradición montar una réplica de la aldea donde nació Jesús en su propio hogar. ¿Tienes esa tradición? La propuesta para hoy es visitar un Belén o montar tu Belén en casa. ¿Qué ves? ¿En qué se parece y en qué se diferencia la vida de Belén en la época de Jesús con la vida en la ciudad o pueblo donde
vives? ¿Qué parecidos y diferencias encuentras? ¿Te gustaría haber vivido en aquella época? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Qué sabes sobre Belén hoy en día?  Investiga junto a tu familia cuál es la realidad actual de la pequeña aldea de Belén.

¿Te gustaría leer y saber más sobre esta historia?
Consigue el libro “El Arbol de Jesé… Celebrando el Adviento en familia”   (también disponible en Amazon) y el  kit de adornos complementario. (o si lo prefieres puedes descargar el imprimible gratuito con los adornos en blanco y negro para colorear en casa).

¡Feliz tiempo de Adviento!