Día 8:

“Jacob (…) tuvo un sueño, en el que veía una escalera que estaba apoyada en la tierra y llegaba hasta el cielo, (…). Cuando Jacob despertó de su sueño, pensó: «En verdad el Señor está en este lugar, y yo no lo sabía.» (Genesis 28:10-17)

Al colgar tu escalera en el árbol de Jesé, piensa en los momentos de tu vida en los que –al igual que Jacob- te has sorprendido al darte cuenta de que Dios estaba allí contigo, aunque al principio no lo sabías.

Practica: Encontrar a Dios en todo. Comparte con tu familia y reflexiona alrededor de estas preguntas: ¿Dónde experimentas a Dios? ¿Qué cosas, qué lugares, qué experiencias te conectan más con tu Creador o te hacen más consciente de su presencia? ¿Dónde encuentras a Dios a lo largo de tu día o en tu vida cotidiana? Alguien dijo: “Siempre estamos en la presencia de Dios, lo
que está ausente es nuestra conciencia de ello”.

¿Te gustaría leer y saber más sobre esta historia?
Consigue el libro “El Arbol de Jesé… Celebrando el Adviento en familia”   (también disponible en Amazon) y el  kit de adornos complementario. (o si lo prefieres puedes descargar el imprimible gratuito con los adornos en blanco y negro para colorear en casa).

¡Feliz tiempo de Adviento!