Día 1:

Lee:

“De ese tronco que es Jesé, sale un retoño; un retoño brota de sus raíces. El espíritu del Señor estará continuamente sobre él, y le dará sabiduría, inteligencia, prudencia, fuerza, conocimiento y temor del Señor.”

(Isaías 11:1 y 2).

Haz tu propio árbol de Jesé:
Sólo necesitas una rama seca (¡cualquiera puede servir! Simplemente recuerda que a lo largo del mes la irás cargando de muchos adornos. Por tanto, busca una rama lo suficientemente grande o fuerte como para resistir el peso de los 25 adornos) y una maceta con tierra. O si lo prefieres,
puedes usar el árbol de Navidad que utilizas cada año (si tienes esa tradición en tu familia). O algo tan simple como una cartulina y lápices de colores. Cualquier opción es valida para ayudarte a preparar la venida de JESUS. Si necesitas inspiración, aquí tienes varios ejemplos.
Ya puedes colgar (pegar, pintar o dibujar, según la opción de árbol que hayas escogido) el adorno correspondiente al día 1: una rama muerta con un brote de nueva vida, recordando la historia de JESE y la promesa de un RETOÑO que traería vida, JUSTICIA, PAZ y VERDAD.

¿Te gustaría leer y saber más sobre esta historia?
Consigue el libro “El Arbol de Jesé… Celebrando el Adviento en familia” en Amazon o en fannyathome.com junto con el kit de adornos complementario.
También puedes descargar el imprimible gratuito con los adornos en blanco y negro para colorear en casa.