Actualmente… Febrero 2021

Se va terminando Febrero y mirando atrás siempre hay cosas para destacar y agradecer. Nada extraordinario. Las cosas simples de cada día. Las prácticas que me ayudan a estar aquí y ahora. Durante el mes de Febrero, estas son las que me han ayudado a ver lo sagrado en lo coditiano…

  • Terminar de leer Cartas a Theo, de Vincent Van Gogh. He tardado 5 años en leerlo, porque cada página me ha emocionado mucho, así que lo he ido saboreando poco a poco, dejando que las palabras penetren en mi alma y me sigan hablando. Si Van Gogh era mi pintor favorito, después de leer este libro no sólo ha aumentado mi admiración hacia él como artista, sino también como ser humano. Es, sin duda, uno de mis libros favoritos. ¡Lo recomiendo mucho!
  • Intentar poner de moda la palabra «Invernar». Lo cuento con un poco más de detalle en mi último podcast.
  • Desintoxicarme. Llevaba mucho tiempo queriendo hacer una «limpieza interior» que me había recomendado una amiga hace muchos años. Llegó el Miércoles de Ceniza y me pareció el momento adecuado para entrar progresivamente en el misterio de la Pascua, alineando mi parte física con mi parte espiritual. Nunca había hecho un «ayuno» tan largo y tengo que decir que me vino muy bien, tanto para el cuerpo como para el alma y la mente. Me hizo más conciente de la conexión inseparable que hay entre las tres…
  • Probar una nueva receta: ¡Shortbreads con agujas de pino! Salen muy ricas. El pino les da un tinte, un aroma y un sabor únicos.
  • Jugar a #the100dayproject. Quienes están al frente de esta propuesta dicen que, en general, las personas se acercan al proyecto por tres motivos, o una mezcla ellos. Los llaman, las tres P (y por eso lo explico en inglés): 1. To Play (para jugar): porque sí, por que me place, porque quiero. 2. To Practice (para practicar): para aprender o mejorar una habilidad, aprender herramientas, mejorar en una disciplina. 3: To Produce (para producir): trabajar hacia un resultado (un libro, una muestra de arte, etc.). Este es mi tercer año y me lo he tomado más como un juego que como un «trabajo». He decidido pintar en acuarela una frase al día relacionada con mi pequeña palabra para este año: «light».

¿Y para ti? ¿Qué has visto, leído, oído, reflexionado, saboredo, jugado? ¿Dónde has visto lo sagrado en tu cotidianidad? Dejame un comentario si quieres compartir alguna idea o recurso!

Cariños,